Seguridad estructural: cómo se previenen accidentes


En el día a día vivimos rodeados de estructuras que nos contienen pero que también pueden convertirse en una amenaza para nuestra seguridad. Por lo tanto, es fundamental que cada pieza y soldadura que conforman una estructura se encuentre en perfectas condiciones. Para ello, existen una serie de técnicas que deben ser efectuadas por personal calificado y certificado.

Los Ensayos No Destructivos permiten inspeccionar las condiciones
de seguridad estructural con el fin de prevenir accidentes

Un oleoducto en el sur argentino, un recipiente sometido a presión, la unión soldada que une rieles, el juego de un parque de diversiones o un avión, tienen el denominador común de tener soldaduras. En estos ámbitos es de suma importancia que dichas soldaduras se encuentren en óptimo estado para que puedan soportar las condiciones de diseño estructural, ya que de no ser así, podrían ocurrir gravísimos accidentes, generando daños a las personas y al medio ambiente.
En este sentido, el Centro de Mecánica del INTI ha incursionado en diversos ámbitos con el propósito de realizar controles de seguridad. En el año 1990 comenzó a realizar inspecciones en parques de diversiones luego del desgraciado accidente ocurrido en el Italpark, efectuando los peritajes en el famoso predio, e inspeccionando también las instalaciones del Parque de la Ciudad. Desde esa fecha ha inspeccionado los principales parques instalados en el país, fijos y ambulatorios, y ha participado en la elaboración de las normas IRAM de seguridad en parques de diversiones, que se toman, junto con los manuales de los fabricantes de juegos, como documentos de referencia para las inspecciones. Las Normas IRAM “ Seguridad en parques de diversiones, juegos y atracciones electromecánicas” estipulan los procedimientos que deben implementarse para llevar a cabo las inspecciones, el mantenimiento, los procedimientos operativos y la preapertura diaria de las atracciones, como así también las guías para el ensayo de desempeño y el diseño y fabricación de los mismos.
Algunas inspecciones son obligatorias, cuando los municipios así lo exigen en las atracciones instaladas en predios de su jurisdicción, como sucede en la Provincia de Santa Fe, y otras son solicitadas en forma voluntaria por la administración de cada parque. A pesar del vacío legal que implica la ausencia a nivel nacional de un marco que regule la obligatoriedad para realizar dichas inspecciones, en todos los casos el informe de inspección del INTI es un aval para que la empresa logre la adjudicación de la habilitación municipal al momento de instalarse. Por ejemplo, en el caso particular de un juego de alto riesgo de procedencia americana instalado en uno de los parques más grandes de la Argentina, fue el fabricante del mismo quien exigió una inspección anual por un ente independiente para permitir su uso y vigencia de garantías. El INTI fue encargado de la tarea, en base a los antecedentes del Centro Mecánica en estas actividades.
Estos controles deben realizarse como mínimo una vez al año, según los requerimientos de la norma de referencia y comprenden inspecciones visuales, análisis estructurales a través de los llamados Ensayos No Destructivos (END), y de seguridad eléctrica, para que en caso de detectarse fallas pueda indicarse su reparación; y posteriormente a ésta, pueda realizarse una nueva inspección para verificar el estado de la misma. Si la falla observada puede afectar la seguridad del juego, se recomienda no utilizar el mismo hasta que no se haya corregido el defecto y se realiza una nueva inspección y prueba de funcionamiento, antes de la puesta en servicio. Es este sentido, los informes que realiza INTI-Mecánica detallan la totalidad de las inspecciones y ensayos realizados en cada juego, las fallas observadas, y las recomendaciones.
Como una extensión de las inspecciones en parques de diversiones, el INTI también realiza controles en ferrocarriles turísticos, como el “Tren del Fin del Mundo” en Ushuaia y el “Tren de la Selva” en el Parque Nacional Iguazú. Allí se realiza un control anual de vías, locomotoras, vagones y funcionamiento del medio en cuestión. Estos servicios son contratados por las empresas responsables de la explotación de estos trenes turísticos a instancias de Parques Nacionales que es el organismo de control. A su vez, el Centro también realiza inspecciones de construcciones soldadas en obra.

Cantidad de páginas: 3

Deja tus comentarios