Vapores de soldadura


Que es lo que debemos saber

Los vapores de soldadura se producen durante los trabajos de soldadura. Estos son vapores “metálicos” que son tóxicos y en general y dependiendo del tipo de soldadura tienen diferentes composiciones y por consiguiente varios componentes tóxicos

Tipos de vapores y gases

Durante el proceso de soldadura se producen entre otros los siguientes vapores:
Aluminio, Berilio, óxidos de cadmio, cromo, cobre, fluoruro, óxido de hierro, plomo, manganeso, molibdeno, níquel, vanadio, óxidos de zinc etc.
También se producen diferentes tipos de gases: monóxido de carbono, fluoruro de hidrógeno, óxido de nitrógeno, ozono.

Forma que ingresan a nuestro cuerpo


Es simple, las personas lo inhalan junto con el aire que respiran durante los trabajos de soldadura, o sea ingresan a los pulmones.

Efectos en la salud de las personas

La exposición a diferentes tipos de vapores y gases de soldadura producen diferentes impactos en la salud. La exposición prolongada de ellos puede producir:
A corto plazo: Irritación de ojos y nariz, tos, dificultades respiratorias, pérdida de apetito, bronquitis, edema pulmonar, calambres, náusea/vómitos entre otros
A largo plazo: Problemas pulmonares crónicos, cáncer de: pulmones, laringe y en las vías urinarias
Otros problemas relacionados: enfermedades de la piel, gastritis, daño a los riñones

En los trabajos de soldadura por arco donde el metal de aporte es cromo ó manganeso (trabajos de aporte de metales duros anti-abrasión , anti-desgaste como es el caso de martillos de molienda ó refuerzos de las palas de máquinas viales), pueden causar en el caso del primero: dificultad al respirar, sinusitis, problemas en el tabique nasal, y en el caso del segundo puede causar Parkinson.

Medios de protección

El uso de EPP (elementos de protección personal) es la primer barrera de protección que tiene el operador para protegerse, el uso de guantes apropiados, caretas de soldar, delantales para soldador son prioritarios.

En las estaciones fijas de soldadura, especialmente en talleres, el uso de extractores de vapores de soldadura, una ventilación adecuada y además del control del aire son fundamentales. También es recomendable el uso de respiradores específicos aprobados para ciertos espacios confinados en terreno.


El uso de aviso y/o letreros informando sobre los peligros de exposición a estos vapores , junto con prácticas de trabajos seguros y chequeos médicos periódicos son de suma importancia a la hora de prevenir


Cantidad de páginas: 1

Deja tus comentarios